Usos de PRP en lesiones osteo articulares y musculo tendinosas – Medicina Regenerativa
Pagina que describe los usos del prp en lesiones osteo muscalers
prp, regeneración tisular, factores de crecimiento plaquetarios, artorosis, plasma rico en factores de crecimiento, proloterapia, tendinitis, coco de tenista, codo de golfista, manguito rotador, artrosis, lumbalgia, bursitis, trcanteritis, desgarros, fascitis palntar,
17579
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-17579,bridge-core-2.5.7,cookies-not-set,unselectable,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-24.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

PRP en lesiones osteo articulares y musculo tendinosas

Deportistas de alto nivel y personalidades del espectáculo se han beneficiado de los efectos regenerativos del PRP en el área de la estética y lesiones crónicas y graves.

PRP es un tratamiento personalizado de regeneración tisular basado en factores de crecimiento plaquetarios que permite lograr un efecto a largo plazo, dado que la forma de actuar es regenerando el tejido y no solamente eliminando temporalmente el dolor.

Este tratamiento innovador personalizado permite que en menos de 1 hora se proceda a la extracción de sangre y a la activación del producto a infiltrar en la zona afectada.

 

Una vez realizado puede regresar a su actividad cotidiana, evitando la actividad exhaustiva en las primeras 72 horas.

 

La infiltración intra articulares de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) constituye un tratamiento de la artrosis, siendo  más eficaz a medida que se inicia tempranamente.

 

El PRP tiene propiedades regenerativas por sus factores de crecimiento al entrar en contacto con el cartílago de la articulación, o de las lesiones ligamentosas y tendinosas, las poderosas proteínas contenidas en los gránulos alfa de las plaquetas, liberadas en el momento de la activación plaquetaria, y responsables de la reparación de los tejidos del organismo.

 

El PRP puede acelerar el proceso de regeneración de cartílago en la artrosis, las lesiones del cartílago, meniscos, y de ligamentos o tendones en desgarros parciales.

 

Es muy importante aclarar que, no todo el dolor de rodilla o articular es producto de la artrosis.

Ya que una de las complicaciones de esta es la desviación en geno o varo de la articulación, y esta desviación puede aportar su granito de arena al dolor de la articulación.

Pues la deformidad del hueso en cuestión conlleva contracturas musculares, las cuales también producen dolor.

Ni el Plasma Rico en Factores de Crecimiento, ni ningún medicamento que se infiltre en forma local o se tome para uso sistémico, enderezarán la desviación de la región afectada por la artrosis.

Estas desviaciones solo podrán ser corregidas mediante una cirugía, si el caso lo amerita.

El PRP retrasa la necesidad de la cirugía al recobrar la movilidad y disminuir importantemente el dolor.

 

El tratamiento dura de 2 a 3 meses. Luego los médicos evaluarán los resultados y determinarán si es necesario repetirlo, dependiendo de la severidad y duración de la lesión.
La mayoría de los pacientes requieren entre tres y cuatro aplicaciones de PRP.

El número de sesiones requeridas depende del grado de artrosis y las complicaciones que se tengan.

Pero se puede extender el efecto regenerativo del PRP con proloterapia.

Dolor-osteomuscular
dolor articular

Principales aplicaciones en tratamiento del dolor

  • Tendinitis y ruptura parcial del manguito rotador.
  • Codo de tenista y golfista (epicondilitis y epitrocleitis).
  • Rupturas y desgarros parciales de ligamentos.
  • Cervicalgia
  • Lumbalgia.
  • Discopatías lumbares.
  • Artrosis.
  • Bursitis.
  • Trocanteritis
  • Tendinitis y desgarros.
  • Artrosis.
  • Lesiones condrales (de cartílago).
  • Sacroileitis (dolor sacroilíaco).
  • Tendinitis – tendinosis.
  • Lesiones ligamentarias o meniscales.
  • Osteocondritis.
  • Artrosis.
  • Bursitis.
  • Fascitis plantar.
  • Tendinitis Aquiliana.
  • Esguince de tobillo.
  • Bursitis.
  • Ruptura parcial de Aquiles.
  • Osteocondrítis.
PRP y esteroides

El PRP ofrece la oportunidad de regenerar el área afectada y es una solución a largo plazo. Los corticoides se consideran una solución a temporal y paliativa. Además, las infiltraciones crónicas de corticoides para controlar el dolor, pueden dañar más los tejidos infiltrados, y originar complicaciones graves en el curso post operatorio.

PRP o cirugía

Comparado con la cirugía, la terapia con PRP es mucho menos costosa y cruenta, presenta menos riesgos de infección y una recuperación más rápida.

Si una lesión o dolor es lo suficientemente severa para recurrir a cirugía, se debe considerar la terapia de PRP primero.

Estas infiltraciones son menos invasivas y producen una mejoría permanente.

error: Contenido protegido!!