Osteoartritis – Medicina Regenerativa
ENtrada que trata le enfermedad de la osteoartritis
Plasma rico en plaquetas, artrosis, osteoartritis, dolor articular
18299
post-template-default,single,single-post,postid-18299,single-format-standard,bridge-core-2.5.7,cookies-not-set,unselectable,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-24.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive
 
artrosis-1100x619

Osteoartritis

Osteoartritis

En la osteoartritis, el cartílago de las articulaciones se degenera por la edad, es decir se desgasta, lo que puede causar dolor y rigidez en las articulaciones. La osteoartritis también es conocida por muchos otros nombres, tales como enfermedad articular degenerativa, artrosis, osteoartritis o artritis hipertrófica.

Existen muchos factores que pueden desarrollar osteoartritis: sobre peso, la sobrecarga en las articulaciones provoca trauma constante y al paso de los años, repercute en los cartílagos de las articulaciones de carga, (cadera y rodilla) principalmente;, lesión en una articulación, por ejemplo los jugadores profesionales de fútbol, tanto americano como soccer, obreros que someten a esfuerzo constante y repetitivo las articulaciones; debilidad muscular, se ha demostrado que el sedentarismo, conduce a debilidad muscular y si hablamos de la rodilla, los músculos que forman el cuádriceps (la parte frontal del muslo), si están con buen tono y fuerza, ayudan a mantener sana la articulación de la rodilla; daños en los nervios que en la zona de las articulaciones; enfermedades de la cápsula sinovial e incluso existen factores hereditarios, que puede dar lugar a un defecto en la síntesis de colágeno, para formar el cartílago que protege los huesos en las articulaciones.

Puede afectar cualquier articulación, pero es más frecuente en las pequeñas articulaciones de las manos y en la articulación que se encuentra en la base del dedo gordo del pie. También afecta las caderas, rodillas y la columna vertebral. Rara vez afecta las muñecas, los codos o tobillos, excepto como resultado de lesiones o de esfuerzos excesivos.

Las fases de la osteoartritis son:

  1.  La estructura del cartílago empieza a cambiar con el paso de los años. Cuando esto sucede, el cartílago pierde su elasticidad y es más propenso a sufrir daños debido a lesiones o uso excesivo. El momento en que ocurren estos cambios, así como el alcance de éstos depende de factores como la herencia, las lesiones que sufra la articulación y otros factores.
  2. Con el tiempo, el sinovio (el revestimiento de las articulaciones) se inflama como resultado del desgaste del cartílago. La inflamación produce citocinas (proteínas inflamatorias) y enzimas que provocan mayores daños en el cartílago.
  3. A medida que se desgasta el cartílago, se expone el hueso subyacente y la articulación puede perder su forma natural. Los extremos de los huesos se vuelven más densos, formando brotes óseos, o espuelas llamados osteofitos.
  4. Quistes llenos de líquido pueden formarse en el hueso junto a la articulación. Es posible que fragmentos de hueso o cartílago floten sueltos en el espacio de la articulación, provocando una mayor inflamación del sinovio.

Regiones comúnmente afectadas

ARTROSIS CADERA

Si la ARTROSIS le afecta la cadera, es posible que sienta dolor en la ingle, en el interior del muslo o en la parte exterior de la cadera. Algunas personas sienten dolor reflejado en la rodilla o en los lados del muslo (es decir, perciben dolor en una zona que en realidad no ha sido afectada). El dolor podría hacer que cojee al caminar.

ARTROSIS DE RODILLA

El dolor se manifiesta al mover la rodilla. También es posible que sienta una sensación “áspera” o de “agarre” en la rodilla al moverla. Subir o bajar escaleras o levantarse de una silla resulta doloroso. Si el dolor le impide mover o ejercitar la pierna, los músculos grandes que rodean la zona se debilitarán.

ARTROSIS DE LOS DEDOS DE LA MANO

La ARTROSIS en las articulaciones de los dedos de la mano puede producir dolor, hinchazón y, con el tiempo, la formación de brotes óseos (espuelas) en estas articulaciones. Si las espuelas se forman en las articulaciones del extremo de los dedos, se les llama nódulos de Heberden. Si aparecen en las articulaciones del centro de los dedos, se les llama nódulos de Bouchard. Es posible que observe enrojecimiento, hinchazón, sensibilidad al tacto y dolor en la articulación afectada, especialmente durante la etapa inicial de la ARTROSIS cuando se están formando estos nódulos. Estos nódulos pueden causar dolor en las articulaciones de los dedos y hacer que éstas se vean más gruesas. Actividades que requieren movimientos finos de sus dedos, como pellizcar, puede resultar difícil.

ARTROSIS DE LOS PIES

Si la ARTROSIS le afecta los pies, posiblemente sienta dolor y sensibilidad al tacto en la articulación grande que se encuentra en la base del dedo gordo. Calzar zapatos apretados o tacones altos puede empeorar el dolor.

ARTROSIS DE LA COLUMNA VERTEBRAL

El desgaste crónico de discos de la columna vertebral y el brote óseo que esto conlleva puede producir rigidez y dolor en el cuello y la zona lumbar. Además, podría ejercer presión adicional sobre los nervios de la columna. A esto se le conoce comúnmente como contractura. El dolor se manifiesta en el cuello, hombro, brazo, la zona lumbar de la espalda o hasta en las piernas. Cuando la ARTROSIS afecta los nervios de la columna se manifiesta como debilidad o entumecimiento en brazos o piernas.

Tratamiento

Dentro de las opciones de tratamiento es importante establecer una nutrición adecuada y control de peso.

Ejercicio no tanto aeróbico sino como de fortalecimiento muscular.

Tratamiento farmacológico con analgésicos, desinflamatorios esteroideos, anestésico locales, ácido hialurónico.

Cirugía: desde una limpieza articular mediante artroscopía, hasta el reemplazo total de la articulación y alineación del miembro.

Un tratamiento que está dando resultados muy satisfactorios en el mundo del deporte profesional, es la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento, que frena el desgaste tanto del cartílago, como revierte el proceso inflamatorio, se induce una recambio del líquido sinovial de características inflamatorias por uno de características normales. Disminuyendo notablemente el tiempo de recuperación, puesto que no es un tratamiento cruento en comparación con las cirugías.

La fototerapia LED es una gran adyuvante en el manejo del dolor durante el primer mes. Ya que el efecto del plasma no es inmediato.



error: Contenido protegido!!