Aceite de coco ángel o demonio – Medicina Regenerativa
entrada sobre el aceite de coco
lípidos en sangre; aceite de coco; grasas dietéticas; aceite de oliva, grasas saturadas, triglicéridos
18275
post-template-default,single,single-post,postid-18275,single-format-standard,bridge-core-2.5.7,cookies-not-set,unselectable,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-24.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive
 
coconut-oil-1100x619

Aceite de coco ángel o demonio

Aceite de coco ángel o demonio

Triglicéridos.

Los triglicéridos pueden provenir de la dieta o ser fabricados por el organismo como una forma de almacenar energía para tiempos de escasez. Están formados por tres ácidos grasos y un azúcar el glicerol.

Los ácidos grasos de cadena media como los contenidos en el aceite de coco, contienen cadenas de entre 6 y 12 átomos de carbono. Los ácidos grasos de cadena larga contienen entre 13 y 21 átomos de carbono.

Otra característica benéfica del aceite de coco es su gran estabilidad a altas temperaturas de entre 180 a 230 grados Celsius, lo que lo hace excelente para freír alimentos. Propiedad que no tiene ninguno de los otros aceites vegetales: maíz, girasol, soja, incluyendo el de oliva.

Esta inestabilidad hace que al calentarse una aceite cambie la forma de su estructura y se vuelva trans. Lo que no nos dicen en la publicad de los aceites comúnmente usados.

cis-trans-343x249

Efectos en la salud cardiovascular.

Hay un estudio que compara tres grasas: mantequilla, aceite de oliva y aceite de coco. Y los efectos que estos tienen sobre el perfil lipídico en sangre y enfermedad cardiovascular de hombres y mujeres sanos. Y el que sale mejor parado de los tres es el aceite de coco, incluso comparado directamente con el aceite de oliva.

Por el contrario existe suficiente evidencia médica, por ejemplo este artículo, que demuestra que sustituir las grasas saturadas por ácido linoleíco omega 6 no sólo no proporciona los beneficios argumentados, por el contrario aumentan las muertes por enfermedad coronaria y cardiovascular aunado al efecto pro-inflamatorio de éste ácido graso.

En este otro estudio se concluye que recomendar los aceites poliinsaturados a la población puede conllevar una serie de riesgos metabólicos con repercusión en la salud cardiovascular.

Fuente de energía en lugar de carbohidratos.

Una de las grades virtudes del aceite de coco es que está constituido por triglicéridos de cadena media. Característica que le da la propiedad de pasar directamente del intestino al hígado y ser usasado como fuente de energía, y como materia prima de cuerpos cetónicos.

 

Por lo que no se depositan, se utilizan como fuente de energía.

agcm-393x249

Mejoras en la función cerebral

Diversos estudios demuestran que los cuerpos cetónicos mejoran la función cerebral en pacientes con Alzheimer y epilepsia. Aquí uno, otro, otro más.

Tiene efectos beneficios en el control de peso

Este estudio muestra los resultados tan solo una semana después de incluir el aceite de coco en la dieta, con evidentes mejoras en la composición bioquímica y en el índice de masa corporal.

Aquí se demuestran tanto la seguridad con la eficacia pera reducir la medidas antropométricas, como indicadores bioquímicos de grasa visceral.

Un mayor efecto saciante y aumento, otro estudio en la tasa metabólica con la consiguiente oxidación de los depósitos de grasa. Para lograr este beneficio se deben ingerir entre 15 y 30 gramos de aceite de coco al día.

No le tengas “miedo al coco”. Existen muchos estudios realizados con aceite de coco parcialmente hidrogenado (se hidrogena para evitar que se solidifique a temperaturas iguales o menores de 25 grados Celsius).

La hidrogenación lo convierte tan perjudicial como todos los demás aceites sometidos a este proceso.

El aceite de coco que se mantiene líquido a temperaturas de 25 grados o menos está hidrogenado, evítalo.

Inclúyelo con moderación en tus alimentos, básate en comida natural o mínimamente procesada. Acercate a un médico o nutriólogo, si te recomiendan alejarte del aguacate, aceite coco, mantequilla y de las grasas saturadas en general… Cambia de médico o nutriólogo.



error: Contenido protegido!!