Masaje Kobido – Medicina Regenerativa
22517
page-template-default,page,page-id-22517,page-child,parent-pageid-22484,bridge-core-2.5.9,cookies-not-set,unselectable,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-24.7,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive
 
Reflexología facial

Lucir una piel perfecta, relajada, saludable y juvenil, es uno de los grandes deseos de muchas personas. Sin embargo, el estrés emocional y oxidativo, las prisas, la contaminación, malos hábitos higiénico-dietéticos, la exposición al sol en exceso y sin una protección adecuada, son factores que dañan nuestra piel y hacen que se vea mucho más vieja de lo que realmente es. Uno de los mejores tratamientos para cuidarla y rejuvenecerla es el masaje Kobido, una técnica milenaria que llega desde Japón y aporta salud y brillo al rostro.

El masaje Kobido, también conocido como lifting facial natural, es una terapia neurosensorial procedente de la tradición oriental que busca, mediante una perfecta mezcla de movimientos rápidos y lentos, mejorar el aspecto de la piel y, con ello, también la salud. Este tipo de tratamiento es exclusivo para la cara, aunque cada vez es más común encontrarnos con quienes lo practican también en el cuello y los hombros.

La técnica Kobido corrige los problemas de la piel mediante la eliminación de las toxinas naturales presentes en los músculos subcutáneos de la piel. Gracias a la acupresión y a la combinación del masaje, el drenaje, y otras técnicas como el shiatsu, se logran grandes resultados tanto a medio como a largo plazo.

Con la reflexología facial del masaje Kobido se busca no sólo la mejora de la apariencia de nuestra piel, sino que también se trabajan puntos neurosensoriales y energéticos que mejoran la salud emocional. Así, el terapeuta usa movimientos precisos, ya sean profundos, que trabajan la musculatura de nuestra cara, o superficiales, que nos proporcionan bienestar y relajación.

Aunque los beneficios más destacados del masaje kobido empiezan a aparecer a corto y mediano plazo, algunos comienzan a notarse desde la primera sesión, por lo que las personas que si te animas a probarlo seguro te enganchas a esta terapia. Además, con nuestro programa bien estructurado y nuestro terapeuta especializado, los efectos positivos sobre la apariencia y salud se multiplicarán durante las siguientes sesiones.

Así pues, algunos de los beneficios más importantes del masaje kobido para el cuerpo, la piel y la mente son:

  • Es un gran aliado de la belleza. Y es que con él se consigue que la piel de la cara luzca más joven, tersa, hidratada y tonificada. Esto es así porque el masaje kobido tonifica los músculos faciales. Además, se estimula la eliminación de células muertas, con lo que la piel se muestra más sana y receptiva a otros tratamientos de belleza o nuestras cremas y sueros regenerativos.
  • Ayuda a eliminar las toxinas y bacterias que están en las capas superficiales de la piel debido a que aumenta la temperatura de la piel y así se activa el sistema linfático.
  • Combate el estrés al ser una actividad enormemente relajante.
  • Permite eliminar las contracturas y la tensión de los músculos faciales, con lo que se mejora la irrigación sanguínea y, por tanto, se aportan nutrientes a las células de la piel para que se reparen por sí solas.

Debido a la velocidad y el ritmo con el que se ejerce la técnica kobido, se estimula el sistema nervioso, lo que tonifica el cuerpo y equilibra el flujo energético del rostro.

error: Contenido protegido!!