Cavitación – Medicina Regenerativa
22594
page-template-default,page,page-id-22594,page-child,parent-pageid-22484,bridge-core-2.6.7,unselectable,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

Cavitación

La Cavitación junto con el Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad, se han convertido en una realidad muy efectiva, para erradicar la grasa localizada. Siendo una gran alternativa a otros tratamientos más invasivos, como la liposucción, no solo en riesgos y complicaciones sino en precio.

 

Claro que los resultados dependerán de la disciplina para alcanzarlos.

La cavitación mediante ondas de ultrasonido, rompe los adipocitos, que son las células en donde se almacena “grasa” en forma de triglicéridos, como reserva energética para el organismo.

El éxito de los resultados depende del paciente, recuerda que dijimos que rompe lo contenedores de combustible. Luego entonces, ese combustible queda “regado” libre en el espacio intersticial (entre una célula y otra). Lo ideal sería que esa energía se queme, se consuma. De lo contrario el organismo la va a volver e meter en otros adipocitos, otras células.

Este tratamiento se debe acompañar de una rutina de ejercicio, dentro de las 48 horas posteriores al tratamiento. Y de un cambio en la alimentación. Recuerda que los “gorditos” y llantitas son lugares donde se almacena el excedente de comida (calorías) que no se consumen.

Otro punto a considerar es mantener una ingesta de agua alta (entre 2 y 3 litros por día=), pues el organismo va a separar el triglicérido en azúcar (glicerol) y ácido graso (la grasa propiamente dicha).

Los masajes entre sesiones de cavitación que estimulan el drenaje linfático son de gran ayuda para mantener la movilización de los triglicéridos liberados.

 

Se recomiendan dos sesiones de cavitación por semana, en ocasiones se puede llegar a necesitar un procedimiento complementario ya sea enzimático o subcisión, en caso de que haya zonas con fibrosis muy marcada.

 

La cavitación está contraindicada  en pacientes que padecen insuficiencia renal y/o hepática, epilepsia, cáncer, prótesis metálicas, embarazo o lactancia, marcapasos, no se debe aplicar en zonas de la piel con heridas o infecciones o lesiones.

Un efecto secundario que desanima a los pacientes es la flacidez de la piel, al ir perdiendo volumen, pero se contrarresta con Ultrasonido focalizado de Alta Intensidad O HIFU.

error: Contenido protegido!!